miércoles, 18 de mayo de 2011

si tuviera



Si tuviera que salvar yo salvaría
la tarde del quince de noviembre
de aquel año de lluvias en agosto
y de nieves en abril
antes del beso

si tuviera que arrojar, arrojaría
las catorce mañanas anteriores
la prisión de sus noches y el silencio
pétreo atril
de la voz y el desencuentro

si tuviera que guardar yo (a)guardaría
lo que nunca nos dijimos en el verso



domingo, 8 de mayo de 2011

mudanza



Detrás de cada puerta hay una muerte
Siempre hay una muerte tras la puerta
Al entornar
Y hay un miedo ancestral de zapatos viejos
Y un camino nuevo por usar
¿Seré nada?
¿Todo luego…?
Un sudario de preguntas lego
Un entierro en la ciudad
Y el miedo tras el duelo
La vida en un pañuelo
Plegada sin piedad
Y un hatillo de instantes por salvar


.

lunes, 2 de mayo de 2011

incrédula




Que no me creo nada
ni la guerra ni Irak ni Osama
que es gris el alimento
y es el líquido elemento
el que enciende la proclama.

Que no me da la gana
de tragarme su argumento
que ahora resulta que el muerto
que siempre quiso ser rana
en el fondo de este cuento
se pudre en agua salada
no vaya a ser que algún lerdo
de la CIA o del Gobierno
regurgite este misterio
y conozcamos su cara

Que no, que no me lo creo
o al menos, la duda albergo:
como al amigo de Rafa
m’a azotau el escepticismo
del Laden y del Obama.

(¿por qué…?)

Y si no lo "verso", reviento.